top of page

¿Qué es la terapia cognitivo conductual? | SuGuía completa

Updated: Nov 10, 2023

Aprende todos los conceptos claves deterapia cognitivo conductual, uno de los tratamientos de salud mental más eficaces de todos los tiempos.

La terapia cognitivo-conductual es eficaz para la depresión, la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático.

Terapia cognitivo conductual (TCC) es una de las terapias más investigadas y utilizadas en salud mental.


En la década de 1960, un médico llamado Aaron Beck hizo un descubrimiento innovador que luego parecería obvio. Descubrió que muchas personas no piensan muy bien de sí mismas.


Los humanos suelen tener pensamientos como:


"No valgo nada."


“Fracasaré en todo lo que intente”.


"Hay algo inherentemente malo en mí".


Estas creencias conducen luego a todo tipo de problemas en la vida. Hacen que las personas se sientan desanimadas, ansiosas, deprimidas y se comporten de maneras que parecen hacerles la vida más difícil, en lugar de más fácil.


El Dr. Beck trabajó con sus pacientes para encontrar formas de desafiar estos pensamientos inútiles. Para sorpresa de todos en ese momento, funcionó, muy bien. Nació TCC.


La terapia cognitivo-conductual, o TCC, es un tipo de tratamiento de salud mental y un conjunto de técnicas que ayudan a las personas a desafiar los pensamientos negativos.


Al cambiar los patrones de pensamiento sobre sí mismas y el mundo, las personas pueden afrontar mejor, y en ocasiones superar, los desafíos cotidianos, así como los problemas de salud mental.


¿Listo para empezar ahora con la terapia cognitivo conductual? He creado una serie de hojas de trabajo que se basan específicamente en las técnicas de TCC más efectivas para la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático. Encuéntralos aquí.


Esta guía analizará más de cerca TCC. Obtendrá una idea de la premisa básica, las técnicas específicas y las áreas donde se cultiva. También incluirá los próximos pasos que puede seguir, ya sea para usted o como profesional de la salud mental.



Artículos destacados:




Si tiene una condición de salud mental, asegúrese de hablar con un médico o profesional de salud mental. Si estás en crisis en Estados Unidos, puedes visitar 988lifeline.org/es/chat y si no, contactar a tus servicios de emergencia locales.


Cómo funciona TCC

La idea más básica de TCC es bastante simple. A menudo se explica con una herramienta llamada triángulo TCC. El triángulo muestra cómo nuestros pensamientos (especialmente los patrones de pensamientos) conducen a ciertos sentimientos, que a su vez conducen a ciertos comportamientos.

Esta es una infografía del triángulo cognitivo conductual (TCC) utilizado para reconocer los efectos entre pensamientos, sentimientos y conductas.

Con el tiempo, este patrón, a menudo negativo, conduce a problemas continuos.


He aquí un ejemplo:


Laura cree que no es capaz de tener una relación feliz. Ese es su pensamiento.


Un amigo, Tony, invita a salir a Laura. Tienen una cita, pero Laura se siente cohibida y avergonzada. Esto provoca sentimientos de vergüenza debido a sus creencias subyacentes sobre sí misma. La vergüenza y el bochorno son sus sentimientos.


Cuanto más piensa Laura en la fecha posterior, más horrorizada se vuelve. Aunque Tony le envía un mensaje de texto, ella cree que es sólo por cortesía.


Ella le responde a Tony y le dice que fue agradable pasar el rato, pero obviamente esto no va a funcionar. Este es su comportamiento.


No importa lo que Tony diga en el texto, es posible que Laura no pueda ver nada positivo. Es posible que siga evitando situaciones en las que pueda conocer a alguien nuevo y simplemente se dé por vencido, a pesar de querer una relación en el fondo. Este es el patrón de Laura.


La situación de Laura no tiene nada que ver con ser deseable o si es capaz de tener una relación feliz. Tiene que ver con sus pensamientos y sentimientos sobre sí misma y la situación.


Entonces, ¿qué puede hacer ella al respecto?


Es posible que Laura necesite cambiar sus patrones de pensamiento. A veces este proceso es simple. Simplemente mirar alternativas sobre una situación puede aclarar las cosas.


En otros casos, puede llevar más tiempo. Si Laura se ha sentido así durante años, es posible que necesite superarlo un poco más. También tendrá que cuestionar sus suposiciones. Aquí es donde entra en juego el TCC.


Con TCC, Laura puede cambiar su patrón para verse así.


Laura tiene el pensamiento inicial de que no puede ser feliz en una relación. Tony le envía un mensaje de texto y ella siente la necesidad de cortar las cosas. Luego recuerda que está trabajando para cambiar sus pensamientos. Piensa que tal vez esté sacando conclusiones precipitadas.


Laura se siente más tranquila ante la situación e incluso un poco esperanzada (su sentimiento) ya que ha estado cuestionando sus creencias iniciales.


En lugar de despedir a Tony, Laura se toma más tiempo para mirar el texto. Se lo lee a una amiga, quien dice que parece que Tony está insinuando que la invitará a salir nuevamente.


Laura cambia considerablemente su respuesta o su comportamiento. Ella le responde a Tony y le dice que la pasó bien. Tony también disfrutó la cita y le pregunta si quiere volver a salir la noche siguiente.


Laura comienza a reconsiderar sus creencias. Quizás valga la pena intentarlo, piensa.


Al desafiar sus suposiciones sobre sí misma y los demás, Laura puede cambiar su patrón. Decidió probar algo completamente nuevo, que puso en duda sus creencias anteriores.


Esta técnica, llamada recopilación de pruebas o, a veces, exposición, también ayuda a Laura a ver su mundo de otra manera.


Aprender TCC puede ayudarle a cambiar sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Los profesionales de la salud mental suelen enseñar este proceso a los pacientes. Al trabajar con un terapeuta durante varias semanas, las personas pueden empezar a pensar de manera diferente, lo que puede cambiarles la vida.


Los terapeutas pueden utilizar otras técnicas en las sesiones de TCC, incluida la atención plena y la exposición gradual. Estas estrategias, combinadas con pensamientos negativos automáticos desafiantes, pueden conducir a mejoras significativas en la vida.


Otros aprenden técnicas por sí solos, a través de recursos de autoayuda, y son capaces de ponerlas en práctica. Esto funciona particularmente bien para los desafíos cotidianos, como lidiar con el estrés laboral o aumentar la confianza.


Teorías cognitivo-conductuales

En pocas palabras, las teorías cognitivo-conductuales se basan en la idea de que nuestros pensamientos, creencias y percepciones afectan nuestras vidas, incluso más que los propios acontecimientos.


Al desafiar estos pensamientos, pensar las cosas de manera diferente y probar nuevos comportamientos en el mundo, las personas pueden sentirse mejor y, a menudo, revertir los síntomas.


¿Alguna vez te has preguntado cómo dos personas pueden pasar por la misma tragedia y reaccionar de manera completamente diferente? Esto se debe a que cada persona tiene sus propios antecedentes, personalidad, historia, biología y forma de pensar sobre la vida.


El Dr. Beck, quien empezó a notar estos patrones, es conocido como el padre de la terapia cognitivo-conductual.


Era querido y reconocido en este campo, y falleció recientemente a la edad de 100 años. Trabajó durante décadas en la investigación y el desarrollo de las técnicas que se utilizan en la actualidad.


Otros expertos confirmaron el trabajo del Dr. Beck a lo largo de los años. Mientras el Dr. Beck desarrollaba su propia teoría y enfoques de tratamiento, otro psicólogo llamado Dr. Albert Ellis llegaba a conclusiones similares.


El Dr. Ellis también determinó que las personas a menudo se aferraban a pensamientos inexactos, llamados distorsiones del pensamiento o pensamientos distorsionados. Estos pensamientos llevan a las personas a sufrir y pueden provocar problemas de salud mental como la depresión.



El Dr. Ellis desarrolló un enfoque terapéutico similar, llamado terapia racional emotiva conductual (TREC). Muchas de estas estrategias se combinan con técnicas populares de TCC basadas en las mismas ideas.


Tanto la TREC como la TCC representaron un cambio con respecto al pensamiento freudiano de la época. Se centran en realizar cambios en el aquí y ahora, incluido el análisis de los pensamientos actuales y la adopción de medidas.


Las teorías de Freud eran bastante diferentes, y se centraban en analizar las experiencias de la infancia, sin mucha consideración de los pensamientos y comportamientos que suceden en la actualidad.


Puede aprender técnicas cognitivo-conductuales para ayudar con cualquier problema y luego utilizarlas a lo largo de su vida.


Historia del CCT

Las ideas de TCC comenzaron a despegar en las décadas de 1970 y 1980, después de que dos estudios importantes confirmaran que funcionaba mejor que los medicamentos para la depresión.


A lo largo de los años, se realizarían cientos de estudios para confirmar su eficacia. El Dr. Beck continuó ampliando su trabajo, participando en múltiples estudios académicos y escribiendo numerosos libros.


"Las aplicaciones de TCC a una serie de trastornos médicos y psicológicos se extienden mucho más allá de lo que podría haber imaginado cuando traté a mis primeros clientes deprimidos y ansiosos con terapia cognitiva", dijo el Dr. Aaron Beck.


Esta declaración se incluyó en la edición más reciente del libro Cognitive Behavior Therapy, Basics and Beyond, de su hija Judith Beck. Es la líder más destacada en el campo de TCC y continúa con la investigación y la capacitación relacionadas.


Ampliando la terapia cognitivo-conductual

Muchas terapias modernas se han desarrollado o adaptado a partir de las ideas de la terapia cognitivo-conductual original. Los modelos de tratamiento especializados y terapias similares utilizan el modelo cognitivo para tratar múltiples afecciones y desafíos.


Algunas de las muchas áreas tratadas incluyen:


  • Trastornos del estado de ánimo

  • Condiciones de ansiedad

  • PTSD (trastorno de estrés postraumático)

  • Trastornos de la alimentación

  • Psicosis

  • Desorden de personalidad

  • Adicciones

  • Baja autoestima

  • Desafíos laborales

  • Problemas de relación


Debido a su amplia aplicación, se ha aprovechado el TCC para desarrollar nuevas terapias y, a su vez, ha agregado los enfoques más útiles a su arsenal.


Actualizaciones en los últimos años

Otros modelos de tratamiento populares han surgido de esta terapia fundamental. Algunas de las más conocidas incluyen la terapia conductual dialéctica, la terapia cognitivo-conductual centrada en el trauma y la terapia de procesamiento cognitivo.


La Dra. Judith Beck (y su padre) también han enfatizado que la terapia cognitivo-conductual en su conjunto ha crecido más allá de simplemente tratar lo negativo, y que centrarse en lo positivo es igualmente importante (qué apropiado para los pioneros de esta popular terapia). ).


Esto significa que en lugar de simplemente descubrir qué está mal en los pensamientos o la vida de una persona, observamos lo que es útil en su situación, personalidad e historia.


Por ejemplo, quizás nuestra amiga Laura de antes sea muy creativa y conocida por ser una gran oyente. Estas habilidades no sólo pueden ayudarla en el mundo de las citas, sino que también pueden ayudarla a crear una vida feliz con o sin una nueva pareja.


Ampliar este enfoque en las fortalezas, al tiempo que incorpora elementos de otras terapias nuevas, ha ayudado a que la terapia cognitivo-conductual siga siendo uno de los tratamientos más flexibles y eficaces, si no el más, jamás desarrollado en el mundo de la salud mental.


En la década de 1990, los dos doctores Beck desarrollaron el Instituto Beck de Terapia Cognitivo Conductual para apoyar y hacer crecer estos esfuerzos. La organización proporciona información y formación a terapeutas y otras personas de todo el mundo que utilizan técnicas TCC.


A continuación presentamos un vistazo más de cerca a algunas de las condiciones de salud mental que el tratamiento continúa abordando.


Tratamiento de los trastornos de ansiedad

Quienes experimentan ansiedad extrema suelen tener creencias falsas sobre determinadas situaciones o posibles resultados. Mis clientes suelen decir que saben “lógicamente” que algo no es probable, pero siguen teniendo el mismo miedo.


Por ejemplo, alguien que sufre claustrofobia puede temer quedar atrapado en un espacio pequeño. Si bien es poco probable que esto les represente un peligro grave, incluso si sucediera por alguna razón, sufren de un miedo o fobia debilitante.


El tratamiento típico del TCC para esto incluiría dos estrategias principales. Primero, desafiaríamos las suposiciones de la persona durante la sesión.


Alguien con claustrofobia puede tener temores poco realistas de quedar atrapado. Además, es posible que estén exagerando el peligro incluso si esto ocurriera.


Digamos que quedaron atrapados durante horas en el tráfico, sin poder salir de su coche. Esto sería desagradable para cualquiera e insoportable para muchas personas que temen los espacios pequeños, pero ¿qué posibilidades hay de que cause la muerte?


¿Y alguien realmente quedaría atrapado? ¿Podrían técnicamente salir del coche e irse?


Al hablar de estos escenarios, la persona que tiene miedo puede empezar a reconsiderar sus creencias. Esta misma técnica se puede aplicar al trastorno de ansiedad general, otra afección común.


La segunda parte del tratamiento de la ansiedad es la exposición gradual o la prueba de las propias suposiciones. Estas técnicas se superponen un poco.


En el caso de la claustrofobia, mi cliente y yo podríamos elaborar un plan para que gradualmente ponga a prueba sus miedos. Podrían comenzar simplemente sentándose en su automóvil en el camino de entrada o parándose en un espacio pequeño con la puerta abierta.


Con el tiempo, poco a poco vamos aumentando la dificultad de estos ejercicios de exposición, hasta que el miedo se convierte en un vago recuerdo.


Si bien la fobia puede comenzar a surgir de vez en cuando a lo largo de la vida, ya no causará estrés cotidiano. Y si comienza a empeorar, las mismas técnicas generalmente funcionarán aún más rápido y mejor en el futuro.


Muchas personas nunca vuelven a luchar contra el mismo miedo.


Cambiar tu forma de ver la vida puede marcar la diferencia, independientemente de la situación.


Terapia cognitivo-conductual para la depresión

Encuentro que cuando las personas sufren de depresión, el procesamiento cognitivo es extremadamente difícil. El cerebro se determina a aferrarse a pensamientos negativos y cualquier replanteo que haga no es efectivo.


En cambio, normalmente comienzo con una técnica de TCC de uso común llamada activación conductual. Esto está interviniendo en un punto diferente del triángulo.


Esto también puede verse como un tipo de exposición y es similar a enfrentar los temores de ansiedad. Sin embargo, a menudo podemos comenzar con actividades fáciles y divertidas.


A menudo, las personas con depresión pasan la mayor parte del tiempo encerradas y aisladas, si no literalmente bajo las sábanas. Podríamos comenzar simplemente caminando hasta el buzón una vez al día o haciendo un viaje al supermercado.


Con el tiempo, estas sencillas actividades empezarán a aliviar los síntomas. Una vez que esto comienza a funcionar, será más fácil comenzar a hablar sobre las cosas que contribuyen a la depresión.


Tratamiento del trastorno de estrés postraumático con terapias cognitivas

El otro problema más común que trato en mi práctica es el trastorno de estrés postraumático (TEPT). Responde particularmente bien a las estrategias de TCC.


Hay tres tipos de tratamientos para el trastorno de estrés postraumático que utilizan técnicas cognitivo-conductuales. Estos incluyen lo siguiente:


  • Terapia de exposición prolongada

  • Terapia de procesamiento cognitivo

  • TCC centrado en el trauma


Si bien cada una de estas técnicas es un poco diferente, incluyen casi todos los mismos elementos. Revisaré cada técnica a continuación.


1. Educación o psicoeducación.

Así es como comenzamos cualquier tratamiento para el PTSD, revisando los conceptos básicos del trastorno y discutiendo los síntomas. La educación sobre salud mental a menudo se denomina “psicoeducación”.


2. Relajación o atención plena

El plan de tratamiento es que la mayoría o todos los síntomas desaparezcan. Sin embargo, hasta que eso suceda, las técnicas de relajación pueden ayudar a que la ansiedad y los miedos sean más manejables.


3. Procesando

Ya hemos tocado la idea del procesamiento cognitivo. Este también es un elemento importante de este tratamiento. En el caso de estos tratamientos dirigidos, el procesamiento o discusión se centrará casi por completo en pensamientos y creencias que son específicos del trauma que está causando el trastorno de estrés postraumático.


4. Exposición a la memoria

En el caso de una exposición prolongada, como podrás imaginar, esta técnica cobra protagonismo. El participante se sumerge en los recuerdos y sentimientos que ha estado evitando. En las otras dos terapias, este proceso ocurre de manera más gradual, ya sea a través de la fase de procesamiento o mediante ejercicios específicos, como escribir sobre recuerdos traumáticos.


5. Exposición a los miedos

Estas tres terapias incluyen la opción de practicar con los miedos cotidianos relacionados con el trauma. Por ejemplo, alguien puede tener miedo de conducir por el área donde ocurrió el trauma o de salir en público. Al enfrentarse gradualmente a estos miedos, empiezan a ver que pueden volver a sentirse seguros.


La razón por la que TCC funciona tan bien con el trastorno de estrés postraumático es porque la afección es causada por creencias negativas y falta de confianza. La mayoría de las veces, la persona que está luchando cree que de alguna manera tiene la culpa del trauma.


Esto les hace permanecer en un estado de miedo, porque creen que no podrán mantenerse a salvo en el futuro.


Al desafiar eficazmente estos miedos y suposiciones, la persona que ha sobrevivido al trauma comienza a ver que puede estar segura en el mundo. Luego, los síntomas del trastorno de estrés postraumático desaparecen.


¡Es bastante sorprendente, creo!


TCC para autoayuda

La terapia cognitivo-conductual generalmente se brinda en el tratamiento, pero también se puede aprender y utilizar como herramienta de autoayuda.


En las últimas décadas, los expertos se han preguntado si el TCC podría funcionar fuera de la terapia. La conclusión es que, en muchos casos, ¡puede ser así! No funciona para todos, sin embargo, en algunos casos, para algunas personas, funciona.


Estos hallazgos son importantes porque no todo el mundo puede acceder a la terapia, y mucho menos el TCC en particular, y los programas de autoayuda pueden ser una alternativa útil.


Un grupo de investigadores examinó numerosos estudios sobre programas de autoayuda de base cognitiva. La investigación que analizaron examinó los programas autoguiados de TCC para problemas como ansiedad, depresión e insomnio. Concluyeron lo siguiente:


Funcionó mejor para aquellos cuyo problema comenzó a una edad más avanzada (en comparación con la niñez, por ejemplo). Quienes participaron más y siguieron de cerca el protocolo fueron los que más se beneficiaron.


En mi propia práctica, he descubierto que el último resultado es el más importante. Muchas personas tienen problemas para completar cualquier programa o desarrollar un nuevo hábito sin responsabilidad. La estructura de las sesiones de terapia puede proporcionarlo.


Otra cosa a considerar es qué tan planteado está el problema. Si alguien ha luchado durante años con una creencia negativa, por ejemplo, puede ser necesaria una persona externa para guiarlo a través de ella. Sin embargo, una vez que las personas dominan el proceso, a menudo pueden cuestionar sus pensamientos por sí mismas.


También señalaré que la persona externa no siempre tiene que ser un terapeuta. Un amigo sabio, alguien que haya pasado por un trabajo de recuperación o simplemente alguien dispuesto a escuchar puede marcar la diferencia.


A menudo, simplemente hablar sobre un problema o lucha puede ayudarte a sacar nuevas conclusiones al respecto.


Yo sugeriría que las personas hagan estas preguntas al considerar opciones de autoayuda en comparación con la terapia profesional TCC (aunque tenga en cuenta que puede hacer ambas cosas):


¿Estás en peligro inminente? Si tiene tendencias suicidas, se autolesiona o tiene cualquier otro síntoma que haga que su vida parezca estar fuera de control, siempre se recomienda ayuda profesional.


Si tiene una afección de salud mental, asegúrese de hablar con un médico o un profesional de la salud mental. Si estás en crisis, puedes visitar 988lifeline.org/es/chat Estados Unidos o comunicarte con tus servicios de emergencia locales.

¿Qué más has intentado? Si ha probado otros tipos de terapia durante años y nada ha funcionado, entonces puede que valga la pena probar algo diferente. La autoayuda TCC podría ser una gran herramienta que marque la diferencia.


¿Has llegado a un punto estancado? ¿Has podido progresar hasta cierto punto, pero algunas cosas siguen molestándote? Algunas sesiones con un terapeuta de TCC pueden resultar útiles.


¿En general, encuentra beneficiosos los libros y herramientas de autoayuda? Si descubre que puede mantener su interés y seguir las recomendaciones, entonces las técnicas autoguiadas pueden funcionar bien.


Técnicas comunes de TCC

Estas son algunas de las técnicas de TCC que puede encontrar en una sesión de terapia o mediante su propio autoestudio.


1. Comprender el triángulo TCC.

Esta herramienta le ayuda a aprender la conexión entre pensamientos, sentimientos y comportamientos.


2. Reconocer distorsiones cognitivas o pensamientos negativos.

Las distorsiones comunes incluyen el pensamiento de todo o nada o la generalización excesiva. Al aprender que muchos pensamientos no se basan en hechos, podrás empezar a ver las cosas de manera diferente.


3. Desafío dirigido de pensamientos.

En lugar de simplemente discutir cualquier tema que surja, TCC generalmente se enfoca en problemas y creencias específicas, según sus objetivos. Si tiene dificultades con la confianza, por ejemplo, dedicaría su tiempo a concentrarse en ese tema.


4. Consciencia

Muchos programas de TCC ahora incorporan la atención plena en sus protocolos. Esta es una gran técnica que le ayuda a comprenderse mejor a sí mismo y a sus comportamientos.


5. Técnicas de exposición

Los programas centrados en la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático suelen incluir algún tipo de opción de exposición. Esto podría incluir la exposición a sus recuerdos o situaciones cotidianas que teme.


6. Llevar un diario o escribir narrativas

Escribir sobre tus recuerdos o tu situación actual puede ayudarte a identificar creencias negativas sobre ti y el mundo. Luego podrás comenzar a desafiarlos.


7. Procesando

Al hablar sobre sus pensamientos, creencias, sentimientos y miedos, podrá comprenderlos mejor y, a menudo, cambiarlos.


8. Cuestionamiento socrático

Muchos terapeutas de TCC utilizan una técnica llamada cuestionamiento socrático. Las hojas de trabajo de TCC también pueden utilizar una versión de esto, con indicaciones para considerar ciertas preguntas. Estos le ayudarán a sacar conclusiones usted mismo, en lugar de que le digan qué creer. Esta técnica es particularmente útil porque es una herramienta que puede conservar y utilizar de por vida.


Términos de la TCC

A continuación presentamos un vistazo a las definiciones comunes de TCC que puede encontrar, por su cuenta o en terapia. He incluido una definición de cada uno.


Distorsiones cognitivas

Creencias que no están basadas en hechos. A menudo incluyen pensamientos negativos sobre uno mismo, el mundo o una situación del pasado. Las herramientas de TCC pueden incluir una lista de distorsiones cognitivas comunes que puede clasificar.


Creencias fundamentales

Estas creencias también son distorsiones cognitivas, pero tienden a estar en un nivel más profundo. Por ejemplo, "Soy una persona inútil" es una creencia central negativa común.


Exposición o experimentos de comportamiento.

Probar cosas nuevas para desafiar las creencias negativas. Por ejemplo, si alguien cree que será rechazado, podría intentar hacer un nuevo amigo. Los terapeutas pueden utilizar una jerarquía de exposición para ayudar con esto.


Pensamientos automáticos

Pensamientos que surgen instantáneamente, que generalmente no nos cuestionamos por nuestra cuenta. A menudo son de naturaleza negativa y autocrítica.


registro de pensamiento

Este es el proceso de registrar pensamientos, suposiciones, creencias y reacciones ante situaciones. Al comprender mejor este patrón, podrá comenzar a cambiarlo.


Gracias a Anyuli Alejandra Manosalva Salazar por su ayuda en la edición de este artículo.





Fuentes

Instituto Beck de Terapia Cognitivo Conductual. https://beckinstitute.org/


Terapia cognitivo-conductual, tercera edición: conceptos básicos y más allá, tercera edición, (2021) por Judith S. Beck (Autor), Aaron T. Beck (Prólogo).


Coull, G. y Morris, PG (2011). La eficacia clínica de las intervenciones de autoayuda guiadas basadas en TCC para los trastornos de ansiedad y depresivos: una revisión sistemática. Medicina psicológica, 41(11), 2239–2252.https://doi.org/10.1017/S0033291711000900


Hofmann, SG, Asnaani, A., Vonk, IJ, Sawyer, AT y Fang, A. (2012). La eficacia de la terapia cognitivo-conductual: una revisión de los metanálisis. Terapia cognitiva e investigación, 36(5), 427–440.https://doi.org/10.1007/s10608-012-9476-1


New York Times, el Dr. Aaron T. Beck, desarrollador de la terapia cognitiva, muere a los 100 años.https://www.nytimes.com/2007/07/24/obituaries/24cnd-ellis.html


New York Times, el Dr. Albert Ellis, figura influyente en la psicología moderna, muere a los 93 años.https://www.nytimes.com/2007/07/24/obituaries/24cnd-ellis.html


Comentários


bottom of page